El Grupo de Envases del IATA desarrolla nuevos sistemas de empaquetado con biopolímeros empleando microalgas

Las Dras. Amparo López-Rubio y Marta Martínez-Sanz, investigadoras del Grupo de Envases, del dpto. de Seguridad y Conservación de los Alimentos del IATA, han estado trabajando en las instalaciones del sincrotón ALBA analizando biopolímeros que pueden obtenerse a partir de biomasa, como las algas. Este grupo investiga en el desarrollo de formas más sostenibles de producir envases de alimentos con propiedades mecánicas y químicas adecuadas.
Las científicas han analizado cómo al agregar diferentes especies de microalgas se pueden modificar las propiedades de los biopolímeros basados en almidón. Los resultados muestran que la microalga de espirulina es una alternativa prometedora para reemplazar parte de la matriz de almidón de maíz de los biopolímeros, ya que mejora las propiedades de barrera al oxígeno y al vapor de agua, manteniendo así los alimentos en mejores condiciones.

El uso de microalgas ofrece ventajas basadas en que proliferan muy rápidamente, crecen en una amplia variedad de ambientes y no interfieren con otros alimentos. Además de que la producción de estos biopolímeros se puede escalar y aplicar fácilmente en procesos industriales.

Se puede encontrar más información en la web del ALBA